Tamaño letra:

Limpieza

 

 

 karo  Es importante para evitar la adherencia de depósitos proteicos que va depositando la lágrima sobre la superficie de la prótesis.

En principio la limpieza se realizará diariamente con agua y una gota del clásico Shampoo Johnson´s & Johnson´s para bebés. Frotando la pieza con los dedos durante un minuto, es suficiente para quitar las posibles impurezas que se han desinfeccionacumulado durante el día. Enjuagar con agua mineral o solución salina, bañarla con unas gotas de colirio y, sin secarla, la colocaremos en la cavidad ocular previamente humedecida con las gotas oftálmicas.
La limpieza diaria se deberá ir convirtiéndo en periódica, según vayamos viendo que no existe mucosidad cuando la quitamos. De todas maneras no debería pasar una semana sin la limpieza antes descrita. 
Cada seis meses sería conveniente visitar a su ocularista para que le realice un pulido y una limpieza profunda mediante ultrasonidos, desinfección y esterilización.